miércoles, 29 de julio de 2009

Debian decide adoptar un nuevo ciclo de desarrollo, basado en un intervalo temporal de dos años.

Noticia publica en la pagina amiga esdebian.org por el colaborador EagleScreen

El Proyecto Debian ha decidido adoptar una nueva política de congelación para futuros lanzamientos, basada en un ciclo temporal de dos años. A partir de ahora las congelaciones se producirán en diciembre de cada año impar, lo que conlleva a que cada lanzamiento se producirá en la primera mitad de cada año par. A consecuancia de esto, la siguiente congelación de Debian se llevará a cabo en diciembre de 2009, y la nueva versión se espera para la primavera de 2010. El Proyecto eligió diciembre como fecha para la congelación porque se muestran satisfechos con los antecedentes de las versiones publicadas en primavera (Debian 4.0 y Debian 5.0).

El ciclo temporal de congelación de dos años, permitirá al Proyecto Debian combinar la previsibilidad de los lanzamientos basados en ciclos temporales con su ya bien establecida política de lanzamientos basados en funcionalidades y características. El nuevo ciclo de desarrollo proporcionará a los usuarios de Debian una mejor previsibilidad de lanzamientos, y también permitirá a los desarrolladores llevar a cabo mejores planificaciones a largo plazo. Un ciclo de lanzamento de dos años, dará más tiempo para los grandes cambios que se pudieran realizar, reduciendo así los posibles inconvenientes que se causaría a los usuarios. Tener un ciclo de congelación conocido, contribuirá además a reducir el periodo total de congelación.

Debido a que el último lanzamiento de Debian fue el 14 de febrero de 2009, habrá aproximadamente un periodo de un año hasta su nueva publicación: Debian GNU/Linux 6.0 (nombre en clave "squeeze"). Habrá pues una única excepción en la política de dos años para ajustarse al nuevo periodo de lanzamiento. Para falicitarle las cosas a las grandes organizaciones y otros usuarios que prefieren un periodo de actualización largo, el Proyecto Debian planea la posibilidad de poder saltarse la próxima versión (la 6.0 "squeeze") y preparar un método para poder actualizar directamente desde la versión 5.0 "lenny" a la versión 7.0 (aun sin nombre).

Aunque la próxima congelación no está ya muy lejana, el Proyecto Debian espera poder conseguir ciertos objetivos destacados hasta entonces. Los que se han considerado como más importantes son, soporte para multiarquitectura, que mejorará la instalación de paquetes de 32 bits en sistemas de 64 bits, y un proceso de arranque optimizado con mejor rendimiento y fiabilidad.

La nueva política de congelación ha sido propuesta y aceptada durante la Conferencia Anual del Proyecto Debian, DebConf, la cual está teniendo lugar en Cáceres (España). La idea ha sido bien recibida entre los miembros del proyecto asistentes.

Fuente: esdebian.org